Adicciones | 0 Comments

La adicción es una enfermedad, y como tal, requiere de ciertas situaciones, circunstancias y comportamientos que promueven su aparición y desarrollo. Si se tiene una adicción, es posible encontrarse en uno de sus diferentes estados dependiendo de lo avanzada que esté y de cómo los factores externos pueden influirla. En el post de hoy, te explicaremos cuáles son las fases de adicción a las drogas y cómo es el comportamiento de una persona adicta. Sigue leyendo para saber más.


Fases de la adicción a las drogas

La dependencia que un adicto crea (exista o no sustancia), no se desarrolla de la noche a la mañana. Existe un proceso por el cual un consumo esporádico se convierte en una adicción. Se sabe que ésta se caracteriza por:


  1. Es una conducta aprendida. Algunos expertos en el tema opinan que la mejor forma de comprender una adicción es conocer cómo se ha desarrollado, es decir, cuáles son los factores conductuales mediantes los cuales el adicto ha aprendido ese consumo.

  2. Es una conducta que comporta recaídas. El adicto por sí mismo intenta siempre dejar de consumir, sin embargo, la mayoría de las veces necesita de ayuda profesional para ello. Se trata no solo de una adicción psicológica, sino física. Por ello es que se desarrolla el síndrome de abstinencia y en el cual muchas de las personas que tienen una adicción vuelven a caer en ella.


Comportamiento de un adicto

Ya se aun problema propio de alguien cercano a nosotros, es posible que por rutina y situaciones cotidianas pueda detectarse que se tiene una adicción. Está científicamente demostrado que las personas adictas siguen un patrón de comportamiento que puede resumirse en los tres puntos siguientes:


  • Un adicto siempre tiene expectativas en cuanto al consumo. Esto se refiere a que esta persona entiende que de las drogas puede obtener una recompensa, un placer inmediato y fácil de conseguir.

  • Le caracteriza una actitud compulsiva, puesto que le mueve una motivación, y en este caso es la satisfacción que se tiene al consumir.

  • La forma en que toma las decisiones varía, puesto que las dos caracterizaciones anteriores entran en juego en el adicto.


Deben aclararase las diferencias existentes entre un consumo, un abuso de ese consumo y una adicción a una sustancia. Es posible que en ocasiones no se pueda diferenciar entre estos tres estados, sin embargo eso no quiere decir que en el uso no existan consecuencias del consumo. Para explicar un poco mejor estos estados, los definimos a continuación:

 

Diferencias en el vocabulario

Consumo (uso)

Se da cuando la persona que consume no aprecia las consecuencias negativas tras ese consumo. Como hemos dicho anteriormente, esto no quiere decir que no exista un peligro tras el uso de una sustancia tóxica, tras el uso de las drogas.

Un ejemplo claro del uso es cuando una persona solo consume los fines de semana, sin embargo de esta forma es como se inicia la dependencia a ese comportamiento adictivo.


Abuso del consumo

En este momento, las consecuencias negativas empiezan a notarse tras un consumo habitual, sobre todo en el entorno de esa persona. Por lo tanto, existe abuso en el momento en el que ese consumo sigue un patrón de repetición, y esa actitud provoca situaciones desfavorables y negativas.

Debemos destacar que el abuso no es en sí una adicción puesto que no se desarrolla en ese momento un comportamiento compulsivo ni tolerancia, por lo que tampoco sufrirá síndrome de abstinencia.


Adicción

La adicción se entiende como una enfermedad crónica que afecta al comportamiento de la persona, provocando en esta un consumo compulsivo e incontrolable de la droga. Y no es la misma persona que era, las decisiones que toma giran en torno al consumo de droga, y comienza a desatender aspectos importantes en su vida como la familia, su trayectoria profesional/académica, e incluso aspectos básicos como la higiene y la alimentación.

Llegados a este punto, el adicto tiene un problema muy serio en el que se debe intervenir. Puesto que aunque intente por su cuenta dejar de consumir, existen muchas probabilidades de que vuelva a caer.


Etapas de un comportamiento adictivo

El Dr. Arnold M. Watson en el año 1991 desarrolló en una de sus investigaciones las fases por las que pasa un adicto, desde comienza a consumir hasta que la droga destruye por completo su vida. Resumiéndolas, son las siguientes:

 

1. Fase de enamoramiento

Por lo general, las primeras experiencias con las drogas suelen ser “agradables”, debido a las nuevas sensaciones que produce en la persona, como placer, desinhibición, excitación, etc. El que la ha consumido, siente una atracción por volver a consumirla. Es por ello que esta fase la denomina este autor como enamoramiento, en el que sólo se tienen en cuenta la parte “satisfactoria” del consumo de drogas.

 

2. Fase de luna de miel

Las drogas proporcionan unos estados de ánimo y unas sensaciones que la persona que las consume aprende muy pronto. Por tanto, relaciona estos estados, que para él le resultan positivos, con el consumo habitual de drogas. La situación ya no se considera un uso de drogas, sino un abuso en el que la persona cree falsamente que posee el control de la situación.

 

3. Fase de traición

En esta fase, el abuso se convierte en una adicción. La persona ya se puede considerar un adicto a la droga. La necesidad del consumo que se ha desarrollado comienza a afectar físicamente al adicto (con efectos negativos) y en su comportamiento. Puede llegar a cometer acciones que nunca antes había llevado a cabo, como por ejemplo delinquir.

No solo el mismo adicto se ve afectado, sino su familia y demás personas que tienen más contacto con él son los que sufren esta situación.

 

4. Fase de en la ruina

En esta fase se desarrolla la tolerancia del consumo, por lo que el adicto necesitará cada vez consumir más cantidad y/o con más frecuencia para recurrir a esos estados que él cree positivos pero que en realidad no lo son.

Asimismo aparece también el síndrome de abstinencia, y como consecuencia de ello, el adicto difícilmente podrá dejar de consumir droga por sí mismo. Necesitará ayuda profesional y el apoyo de sus familiares y amigos.

 

5. Fase de aprisionados

Es la fase que culmina la adicción, y donde el adicto ha perdido totalmente el control de sus acciones y del consumo. Es un prisionero del impulso compulsivo de consumir para “sentirse bien”. En este caso, es necesario ayuda de expertos en adicciones cuando antes. A medida que pase el tiempo, la situación puede agravarse y esa droga provocar un daño irreparable.



Conclusión

Es necesario evitar que la persona que consume algún tipo de drogas llegue hasta la última fase de las que se componen las adicciones. Intervenir a tiempo es la mejor solución al consumo de drogas. Si necesitas ayuda profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Somos un Centro de Ingreso y un Centro Ambulatorio, por lo que nos adaptamos completamente a las necesidades de nuestros pacientes.