Benzodiacepinas | 0 Comments

Actualmente, las benzodiacepinas siguen siendo uno de los métodos médicos más utilizados para tratar ciertos trastornos como la ansiedad o el insomnio. Lo recomendable en estos tratamientos es llevarlos a cabo en un período corto de tiempo, por lo general unos tres meses. Sin embargo, para una parte de la población que toma este tipo de fármacos, lo hace durante un período más largo del que debería. No se sabe con exactitud las consecuencias de tomar este tipo de fármacos durante mucho tiempo, pero sí causan faltas de memoria y riesgos de accidentes debido a su uso y posterior dependencia. En este post, te damos algunos consejos sobre cómo dejar las benzodiacepinas.

 

Cómo dejar las benzodiacepinas

Muchas son las variables que entran en juego para determinar si una persona es adicta a las benzodiacepinas. Si se tienen dudas al respecto, lo ideal en estas situaciones es consultar a un profesional de las adicciones, para que bajo su opinión médica pueda determinar qué tipo de ayuda necesita la persona.

Aun así, si te has preguntado alguna vez “cómo puedo dejar las benzodiacepinas”, a continuación te dejamos algunos consejos que puedes seguir para ayudarte (o ayudarle) a superar esta adicción:

 

1. Habla con tu médico

El seguimiento médico es fundamental para controlar el estado del paciente en cada uno de los pasos que se vayan a planear para la deshabituación. Marcar un calendario con unos objetivos puede servir de gran motivación para el paciente y de ayuda para el médico.

 

2. Infórmate sobre los beneficios de dejar esos fármacos

Muchas veces las personas necesitan de cierta motivación para llevar a cabo ciertas acciones, y en este caso ocurre lo mismo. De esta forma, la persona podrá por ella misma comenzar a disminuir el consumo de forma gradual, puesto que repentinamente no es lo más adecuado.

 

3. Reduce el consumo gradualmente

Una reducción muy brusca del consumo de benzodiacepinas puede causar ansiedad y otros síntomas muy poco recomendables para la situación con el paciente. Diversos estudios consideran que un período óptimo de deshabituación gradual se encuentra entre las 4 y las 22 semanas, según las circunstancias de la persona. Además, es necesario plantear el porcentaje que se quiere reducir y la frecuencia adecuada para ello.

 

4. Practica deporte y actividades saludables

Siempre es un ayuda contar con alguna actividad física en tu rutina, sobre todo actividades como el yoga o el pilates, que ayudan no solo a mejorar el estado físico, sino a conseguir cierta estabilidad emocional y mental que tanto se necesita para superar una adicción.

 

5. Aplica pequeños cambios en relación al problema de origen de las benzodiacepinas

¿Cuál fue la razón por la que comenzaste a consumir estos fármacos? Si se trataba por ejemplo de un problema de insomnio, es posible que pequeñas acciones te ayuden a dejar de consumir benzodiacepinas para dormir. Por ejemplo, solo tumbarte en la cama en el momento en el que te vayas a dormir, o realizar una actividad relajante justo antes de dormir como puede ser leer o meditar. Cualquier acción que te ayude a conseguir el objetivo que buscabas con las benzodiacepinas te ayudará a superar ese consumo.

 

Estos son algunos de los consejos que te damos si quieres abandonar el consumo de benzodiacepinas y no sentir que dependes de ellas en tu vida diaria. En la mayoría de los casos es necesario, junto a estos pasos, aplicar un tratamiento cognitivo-conductual por un especialista de las adicciones.

 

Tratamiento de desintoxicación  de Benzodiacepinas

Conclusión

Como paso fundamental y previo a los anteriormente comentados, la persona consumidora de benzodiacepinas debe estar completamente de acuerdo con dejar estos fármacos. Es el primer paso en cualquier tipo de adicción, aceptar que se tiene un problema de abuso y dependencia y desear dejar ese estilo de vida.

Solicita información sobre cómo conseguir abandonar por completo el consumo, puesto que diversos factores entran en juego en la situación de la persona y es necesario conocerlos para planificar el mejor camino a seguir. El tiempo de consumo, el tipo de benzodiacepinas o cuestiones biológicas son algunos de estos factores. Sin embargo, hemos de dejar claro que dejar de consumir benzodiacepinas es posible y accesible a todas las personas.